30 de marzo de 2011

Notas

Z-52 qué estrés
Z-52 qué estrés

                 Hasta qué punto creí lo que no debía?
                 Hasta donde no pude creerme?
                                         quise

Si alguien intentase leer esto, lo arrancaría de la libreta, me lo metería en la boca y me lo tragaría. Es mio.

No pude trabajarte
de manera intensa
Y tan humano
y detallada

No, yo solo espero verte algún día y demostrarte lo que te perdiste, y quiza luego darte un poco, solo un poco, para dejarte probar. Pero luego te quitaré la miel de la boca.
Miel.
Hiel.

A las mentiras fui un mal
PERDEDOR
      

1 comentario:

  1. Quitar tu propia miel también es peligroso, algunas veces te engancha.

    ResponderEliminar